Alargar la vida con actividades simples

Alargar la vida con actividades simples

Actividades fáciles para hacer

 

¿Quién no quisiera alargar su vida? A continuación expondremos algunas actividades que, según distintos estudios, sirven para alargar la vida de las personas. Claro está que realizando estas actividades al mismo tiempo que se realizan otras negativas no servirá de nada. Vivir más tiempo involucra un compromiso total en todos los aspectos de la salud.

 

La actividad más importante es el ejercicio. No un ejercicio en exceso, sino uno moderado. Un ejercicio que permita al cuerpo reactivarse diariamente. Se dice que caminar 30 minutos por día puede llegar a alargar la vida en hasta dos años. Los ejercicios son ideales para mantener el peso, reducir las probabilidades de contraer enfermedades, etc. Claro está que no sirve contar lo que se camina durante el día, estos 30 minutos de caminata están pensados como una actividad extra. Se deben poder contar claramente. Por eso es importante generar un hábito. Un hábito es una actividad programa que cada persona naturaliza y puede llevar a cabo sin esfuerzo alguno ya que forma parte de su cotidianeidad.

 

También es importante realizar flexiones todos los días. Las actividades como el yoga o el pilates sirven mucho para mantener un cuerpo rejuvenecido. Se cree que manteniendo a los músculos en forma, la vida se puede alargar en casi dos años más. Lo bueno de todo esto es que no es necesario recurrir a un gimnasio, lo cual supone un costo económico extra. Todos estos ejercicios y hábitos pueden desarrollarse en el hogar o en una plaza, sin necesidad de acudir a un centro deportivo. Estos ejercicios no solo permiten alargar la vida sino que además permiten llevar a cabo una vida más sana. Esto es, aumentar la calidad de vida, porque de nada sirve vivir mucho si se vive mal. Caminando y realizando estiramientos es posible mantener una vida plena, sin sentir el paso del tiempo. Claro está que también es sumamente importante cuidar las comidas. Una mala alimentación puede provocar enfermedades graves, por el contrario, con una alimentación correcta resulta muy difícil que el cuerpo sea afectado por virus y bacterias.

Comparte este artículo