Consejos sobre cómo eliminar el frizz

Consejos sobre cómo eliminar el frizz

Técnicas y mascarillas sencillas contra el frizz del cabello

El día de hoy te traemos algunos simples consejitos acerca de cómo controlar el frizz en tu cabello. Sabemos que el problema de la estática es algo que molesta a muchas mujeres. En muchas ocasiones nos hemos terminado de arreglar y gracias a la humedad, todo el trabajo que hemos realizado en nuestro cabello se pierde en unos pocos minutos.

En primer lugar es importante que puedas reparar las puntas de tu cabello para luego suavizarlo, de esta manera lo estarás ayudando a que nos se produzca el frizz tan rápidamente.

Si tú tienes cabello del tipo rizado, seguramente tienes más problema de frizz que cualquiera. Lo que te recomendamos es que no utilices el cepillo para peinarte a excepción de que lo hagas con el cabello mojado. De lo contrario lo estarás resquebrajando y produciendo más frizz en el mismo.

Por otro lado puedes reparar las puntas es importante que dejes de utilizar, o por lo menos utilices lo menos posible, los productos que son a calor como el secador de cabello o la planchita. Debes cortarte las puntas más o menos cada tres meses también para contribuir con el proceso.

Otra cosa que puedes hacer es realizar una mascarilla con un huevo que este crudo y aceite de oliva. Debes mezclar aproximadamente media taza de aceite con un huevo. Debes aplicarlo luego de haberte bañado, es decir con el pelo húmedo. Debes dejar aplicada la mascarilla al menos por unos 20 minutos. El aceite de oliva ayudará a que tu cabello se mantenga humectado.

Otra mascarilla casera que puedes hacer con productos simples de conseguir es una con plátano y aguacate. Debes esperar a que tu plátano esté bien maduro para poder realizar esta mezcla. Una vez que esto suceda lo mezclarás con el aguacate hasta formar una mezcla homogénea. Debes esperar al menos una media hora antes de retirar la mascarilla. Verás los resultados en el momento: un cabello nutrido y reparado.

¡Dile chau al frizz, olvídate de tanto sufrimiento!

Comparte este artículo