Cuidados para ser fértiles

Cuidados para ser fértiles

Cómo defender la fecundidad en la mujer

Existen muchas cuestiones que pueden ayudarte a mantenerte fértil hasta el momento en que desees concebir. Todas estas cuestiones por lo general no son tan tenidas en cuenta previamente a los deseos de cualquier mujer u hombre de ser padres. Es por eso que hoy te traemos algunos secretitos para que puedas cuidarte y cuidar las posibilidades de tener un hijo, para que el día que lo desees sea más simple para ti el proceso.

Muchas mujeres tienen dudas acerca de su fertilidad ya que, a la hora de intentar quedar embarazada les cuesta bastante lograrlo. Lo que no se tiene en cuenta es que la fertilidad debe ser un tema tratado desde mucho antes que este momento ya que todas las acciones que se realizan previamente tienen influencia directa para este momento.

Los seres humanos deben comenzar a cuidarse desde la adolescencia con muchas cuestiones que están directamente relacionadas a la fertilidad. En primer lugar, es necesario que los adolescentes puedan tener información acerca de las ETS, más conocidas como enfermedades de transmisión sexual ya que, si un adolescente las posee, pueden afectarle directamente al aparato reproductor.

En el caso de las mujeres, es necesario que asistan al ginecólogo de manera periódica para que el mismo pueda determinar cualquier anomalía que pueda haber. Por otra parte, también es importante la asistencia al médico clínico para realizarse los estudios básicos de salud ya que muchas enfermedades pueden causar daños a la fertilidad.

Otra cuestión relevante a tener en cuenta es que siempre se debe mantener una vida sana. Esto quiere decir que debemos alimentarnos saludablemente y realizar ejercicios de manera regular. No es necesario seguir una dieta en particular sino más bien consumir aquellos alimentos que beneficien a nuestro organismo, sobre todo aquellos que beneficien nuestros tejidos.

Si se mantiene una dieta saludable, se puede mantener el peso. La obesidad y la extrema delgadez también son factores que disminuyen la posibilidad de reproducción en el ser humano.

Comparte este artículo