Debatimos sobre la religión, creencias y salud

Debatimos sobre la religión, creencias y salud

La salud es algo muy importante. Muchas veces transitamos por la vida sin advertir lo mágico y valioso de la misma, hasta que tenemos algún problema importante de salud que nos impide seguir con nuestro ritmo cotidiano. Es allí cuando nos ponemos a pensar de lo mucho que valoramos la vida. Es ahí cuando muchas veces recurrimos a Dios y le pedimos que nos devuelvan las energías, que nuestro cuerpo mejore y que pronto podamos estar nuevamente con nuestros seres queridos.

El debate se plantea al respecto de qué lugar tiene que ocupar la religión y las creencias en torno a una institución como los hospitales. De qué manera debe influir en la persona una creencia determinada y hasta que punto una religión puede interferir con las decisiones que toman los médicos. Esto independientemente de cada paciente, ya que cada uno es libre de creer lo que quiere, y no importa si para mejorar recurre, por ejemplo a la santa muerte blanca, o a lo que sea que quiera creer.

Lo cierto es que este es un debate no resuelto. Un debate que transciende las individualidades y las creencias personales. Un debate que debe hacerse como sociedad para que existan ciertos límites y modos de acción que los médicos conozcan a la perfección.

Comparte este artículo