Intolerancia a la lactosa vs. Lactosa Alergia a los productos lácteos

Intolerancia a la lactosa vs. Lactosa Alergia a los productos lácteos

Intolerancia a la lactosa vs. Lactosa Alergia a los lácteos.

Cuando le digo a la multitud que soy alérgico a los lácteos, la pregunta de rastreo es:”¿Así que eres intolerante a la lactosa?” Hay muchos de nosotros que suponemos que estas dos condiciones médicas son las mismas, o que estos términos tienen la posibilidad de ser usados indistintamente.
Este artículo abordará el criterio erróneo que circunda a tal creencia. Esto ha con limite mayormente mis configuraciones de comestibles hasta el punto de tener que investigar atentamente las etiquetas de los comestibles para asegurar que no haya ningún aditivo lácteo que se colara dentro.
Primero requerimos comprender lo que es la lactosa y lo que significa ser intolerante a la lactosa. La lactosa es el nombre del azúcar que está en la leche, compuesto de glucosa y galactosa. Si tenemos en cuenta los tres grupos de comestibles principales: hidratos de carbono, grasas y proteínas, la lactosa entra dentro de la categoría de hidratos de carbono. Cuando ingerimos comestibles, dependemos del desarrollo de digestión para descomponer estos comestibles y de esta forma poder transportar de forma sencilla sus nutrientes a nuestras células.
Las enzimas son agentes destacables usados en la digestión para descomponer los comestibles en entidades más pequeñas. En la situacion de la intolerancia a la lactosa, el cuerpo pierde la aptitud de procesar como corresponde la lactosa, lo que puede deberse a la sepa o insuficiencia de la enzima lactasa, que es la enzima que descompone de manera específica la lactosa en entidades digeribles.
Cuando esto pasa, la parte de lactosa de la leche o derivados de la leche, pasa por medio del cuerpo sin digerir, con algunos efectos indeseables. Algunos indicios tienen dentro distensión abdominal, calambres abdominales y diarrea. Si hay tanta irritación relacionada con algunos comestibles, entonces remover estos comestibles de nuestras dietas debe ser un concepto simple.
Pero esto no es tan simple como se ve. La leche o sus subproductos son elementos muy recurrentes en los comestibles que nos encantan como postres, salsas, panes, revueltos, helados, pizzas y también algunas sopas, por denominar sólo algunos. Otra opción es utilizar tabletas que contengan lactasa para asistir en la digestión.
¿Y qué hay de una alergia láctea?
¿Alguna vez te has cuestionado por qué varias personas son alérgicas al maní en tanto que otras tienen la posibilidad de comer desaforadamente todas las nueces de todo el mundo como una ardilla hambrienta? ¿O por qué otros son alérgicos a los mariscos y todavía de esta forma no puedes aguardar para tu próxima visita a Red Lobster? Nuestros cuerpos reaccionan a los comestibles de forma diferente y una acción que gobierna su respuesta se denomina alergia.
Una alergia es una respuesta equivocada del sistme inmunitario. Nuestro sistme inmunitario es crítico para nuestra supervivencia, puesto que trabaja como un batallón de soldados dispuestos a proteger el cuerpo de los invasores no amigables. Estos invasores que desencadenan una respuesta alérgica se los conoce como alergenos. Los alergenos se tienen la posibilidad de hallar en comestibles como cacahuetes, mariscos y proteínas lácteas. Otros alérgenos tienen dentro polvo, polen y caspa animal.
Cuando el cuerpo está expuesto a algunos comestibles como la leche de mamífero (como la leche de vaca), nuestro sistme inmunitario se deja estafar suponiendo que estos son perjudiciales y tienen dentro alérgenos. Una secuencia de reacciones se desencadenan con el propósito de asegurar el cuerpo de estos invasores, excepto que no son verdaderamente “invasores”.
En una respuesta alérgica, el cuerpo produce sustancias químicas llamadas histaminas. Estos son los responsables que son causantes de la enorme irritación que sigue. Algunos indicios tienen dentro secreción nasal, estornudos, congestión nasal, una sensación de picazón en la garganta, de esta forma como urticaria. Los indicios tienen la posibilidad de cambiar de leves a severos, y en casos extremos tienen la posibilidad de provocar un shock anafiláctico que puede conducir a la desaparición si no tiene que ver con inmediato.
Las alergias tienen la posibilidad de tratarse de diferentes formas. La gente alérgicas tienen la posibilidad de recibir inyecciones para la alergia o tienen la posibilidad de recibir bloqueadores antihistamínicos de un médico. Además tienen la posibilidad de tomar los medicamentos de venta libre que reducen los efectos de los alérgenos, como Benadryl, Claritin o Zyrtec.
Así que ahí lo tienes: Alergia a los lácteos vs. Intolerancia a la lactosa.
Ser alérgico a los lácteos no es semejante que ser intolerante a la lactosa. La intolerancia a la lactosa es una condición relacionada con el sistema digestivo en tanto que una alergia está de manera directa relacionada con el sistme inmunitario. Alguno de ámbas condiciones puede limitar seriamente sus selecciones de comestibles y alguno de ellas debe hacerle muy consciente del contenido de todo lo que come.

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment