La fábula personal de los adolescentes

La fábula personal de los adolescentes

La fábula personal de los jovenes

Uno de los fenómenos del avance extensamente visto en la juventud es la fábula personal. Este criterio sostiene que los jovenes se creen particulares y únicos realizando vivencias recurrentes personalizadas a su comprensión.
Los jovenes comunmente se comportan como si fueran inmortales, corriendo enormes peligros y colocándose en ocasiones peligrosas sin pausa. Además tienen la posibilidad de parecer estar más allá del consuelo inclusive en ocasiones frecuentemente experimentadas suponiendo que nadie enfrentó su mal antes.
El criterio de la fábula personal
Este accionar tiene la posibilidad de tener sus raíces en un criterio popular como la fábula personal iniciativa por primera oportunidad por David Elkind es un tipo particular de pensamiento egocéntrico de manera específica visto en los años de la adolescencia.
La fábula personal transporta a los jovenes a tener sentimientos, incluyendo:
Todas las vivencias son únicas, no le pasa nada a nadie como a mí.
Mis vivencias son particulares, nadie puede comprender por lo cual estoy pasando.
Mis sentimientos son únicos, nadie se sintió como yo.
Nada malo me va a pasar a mí, los accidentes sólo le pasan a otros.
Tres retos particulares emergen de los jovenes perdidos en la fábula personal. Primero, tienen la posibilidad de ser más propensos a meterse en hábitos de prominente peligro. Ya que los jovenes tienden a considerarse a sí mismos como únicos y por arriba del alcance de los accidentes cotidianos recurrentes, tienen la posibilidad de colocarse en ocasiones peligrosas.
Los jovenes además tienen la posibilidad de ser más propensos a formar parte en la utilización en fase de prueba de drogas y alcohol. Ya que los jovenes tienen la posibilidad de sentir que es improbable que sufran vivencias negativas, tienen la posibilidad de ser más propensos a beber o consumir. Agrega el interesante de la noticia de la primera vivencia de los efectos del alcohol o las drogas, los padres se combaten a un doble proposito difícil de cumplir en esta sector.
Además, los jovenes tienen la posibilidad de tener adversidades para creer en la empatía expresada por otros. Cuando un padre dice:”Sé precisamente cómo te sientes”, el joven perdido en la fábula personal responde:”Te equivocas, nadie se sintió tan triste como yo”.
Superando la fábula
Los padres tienen la posibilidad de contribuir a los jovenes a estar más arraigados en la verdad y tener más posibilidades de ir más allá de la fábula personal al empujarlos a llevar a cabo conexiones de todo el mundo real con las acciones y secuelas.
Una utilidad considerable es utilizar camaradas para llevar a cabo conexiones para el joven. Ya que los causantes sociales influyen poderosamente en el accionar de los jovenes, sus camaradas hacen un grupo de referencia fuerte. Inclusive el joven más egocéntrico por lo general tiene amigos. Estos amigos tienen algunos lazos con el joven.
Los padres tienen la posibilidad de intentar cerrar la brecha entre la verdad y el pensamiento fábula personal utilizando vivencias de camaradas. Esto es fundamentalmente servible si el compañero relaciona las secuelas de algunas acciones de manera directa con el joven.
Los padres además tienen la posibilidad de tener un efecto en la degradación lenta del joven egocéntrico al asegurarse de utilizar el lenguaje “I” cuando se aproximan al joven. Llevar a cabo afirmaciones que empiezan con “me siento” o “creo” establece la afirmación de la creencia como siendo los padres. En vez de perder la marca completamente utilizando las oraciones “Deberías reflexionar” o “Deberías sentir”, utilizando el lenguaje de I distingue entre a quién forman parte los sentimientos. Si los padres reclaman los sentimientos como suyos, no son desviados por la creencia de los jovenes de que sólo ellos tienen la posibilidad de comprender sus sentimientos.
Los padres además van a ser servidos realizando contratos de accionar con jovenes que parecen vivir bajo la fábula personal. Si el joven se ha puesto en compromiso a actuar de alguna forma y ha recibido las secuelas, hay poco espacio para la controversia.
Los padres además tienen la posibilidad de asistir al joven a entrenar la empatía. Al animar a los jovenes a tomar la visión de los otros, el padre abre la iniciativa de que los propios inconvenientes del joven sean comprendidos por otra persona. Los padres tienen que buscar chances para hacerle una pregunta al joven cómo suponen que se siente el grupo. Las novedades de actualidad son un excelente ejemplo. Mientras el joven explora la iniciativa de la toma de visión, los padres tienen que animar a los padres a estar según las percepciones apropiadas del joven.
El criterio de fábula personal es un paso en el avance del joven. Se utiliza para aceptar que los jovenes tengan un sentido de control y den sentido a su mundo. No obstante, puede ser ser un inconveniente en numerosas superficies introduciendo la toma de peligros y la empatía emocional. Los padres tienen la posibilidad de tener un efecto positivo al conectar a sus hijos jovenes con la verdad por medio del uso de la predominación popular y técnicas particulares de accionar.

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment