La gota – Precursor de la enfermedad cardiaca y la diabetesenfermedad cardiaca

La gota – Precursor de la enfermedad cardiaca y la diabetesenfermedad cardiaca

Gota – Precursor de la patología cardíaca y la diabetes?

A nivel mundial nos encontramos siendo presentes de una preocupante tasa de patologías cardiacas, diabetes, obesidad, cáncer, artritis y muchas otras patologías degenerativas. ¿Por qué tantas de esas patologías tienen componentes de peligro semejantes? ¿Y por qué se sugiere llevar a cabo frente a muchos cambios semejantes en la dieta y el estilo de vida?
Típicamente el punto de partida más allá de la miríada de medicamentos farmacéuticos que están accesibles, introduciendo todos los nuevos que se desarrollan siempre, es la dieta.
La gota, como tantas otras patologías degenerativas, cae en la misma categoría. La gota se diagnostica excesivamente como una dolencia donde los escenarios de ácido úrico se han vuelto bastante altos. Esta puede ser una condición aguda donde se ha producido un pico y es una ocurrencia poco habitual o infrecuente o puede ser crónica, lo que supone que la condición está ocurriendo con regularidad y se está volviendo más grave.
Mientras que la utilización de unos cuantos medicamentos recetados recurrentes (Allopurinol y Colchicina) se prescriben para la gota y el mal y la hinchazón asociados, el mecanismo que emplean es la interrupción de la producción de ácido úrico y el desarrollo inflamatorio.
Lo que requiere más atención es la acumulación de residuos ácidos. El ácido úrico, de la misma manera que varios otros ácidos orgánicos, lleva a distintas formas dañinos y debilitantes de la acidosis.
La acidosis mayormente hay que a una conjunción de los próximos factores:
Dieta De america Nivel (SAD)
Estrés crónico,
Condiciones ambientales deficientes (contaminación del aire y del agua, elaborados químicos tóxicos, pesticidas, etc.)
Deshidratación crónica involuntaria.
Con mucha continuidad, ya que nuestros medicamentos farmacéuticos modernos, tenemos la posibilidad de aislar y sobrealimentar un síntoma concreto. Después desarrollamos una dependencia y un enfoque miope en relación a la gravedad de una patología o dolencia e ignoramos el inconveniente acumulativo a la larga que se está realizando, lo cual es verdad con la gota. Esto es verdad con la patología cardíaca. Esto es verdad con la diabetes.
Para comprender la acidosis hay que observarla desde un criterio más “celular” y “molecular”. Aquí hay una aclaración rudimentaria de cómo la acidosis socava nuestra salud:
Imagina una célula humana como una burbuja. La piel que compone esta burbuja es permeable; algunas cosas tienen la posibilidad de empaparse por dentro y lo que está en el interior puede empaparse por fuera. Todos los tejidos de nuestro cuerpo están formados por diversos tipos de células: músculos, órganos, sangre, huesos, cartílagos, tendones, etc.
Las células “flotan” en una fina cubierta de agua llamada Fluido Intersticial. Este fluido transporta nutrientes y combustible que sucede por medio de las paredes celulares para ser “quemado” por la mitocondria en las células para producir nuestra energía viviente. El “escape” o residuo de la producción de energía regresa a pasar por medio de la pared de la célula hacia afuera y se transporta para ser eliminado.
Debido al abandono y abuso dietético, pésimos hábitos y condiciones de vida, elaborados químicos metabólicos del estrés y mala hidratación, las paredes celulares se perjudican y trabajan mal. Las células no consiguen suficientes nutrientes y combustible, pero lo que es peor, se obstruyen y se sobrecargan con los desechos. Los residuos son residuos ácidos.
Para seguir más allá de la aclaración, nuestros cuerpos, en su milagrosa inteligencia, trabajan para poner esta acumulación de residuos ácidos lo verdaderamente lejos viable de los órganos vitales; en nuestros tejidos grasos y en nuestras articulaciones. En la situacion de la gota, el ácido úrico se deposita en nuestras articulaciones. Un ataque de gota es terriblemente lamentable, por otro lado, no es letal como en un ataque cardíaco.
La gota y los asaltos subsecuentes por lo general se muestran numerosos años antes de que la mayor parte de la gente tengan su primer ataque cardíaco o el inicio de la diabetes.
El engrosamiento de la sangre, el endurecimiento de las arterias y la obstrucción de las arterias son todos resultado de la acidosis.
La incapacidad de las células para aceptar la glucosa y/o la insulina es el resultado de la acidosis.
Si usted está experimentando un ataque de gota, su cuerpo le está realizando un favor doloroso; le está realizando entender que sus sistemas están andando mal y es tiempo de llevar a cabo algunos cambios.

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment