La Guía de la Mujer para la Salud de la Tiroides Entendiendo los Síntomas del Hipotiroidismo

La Guía de la Mujer para la Salud de la Tiroides Entendiendo los Síntomas del Hipotiroidismo

La Guía de la Mujer para la Salud de la Tiroides: Entendiendo los Indicios del Hipotiroidismo

Las cosas que tienen la posibilidad de ir mal con su cuerpo cuando su funcionalidad tiroidea es baja son tan penetrantes y amplias que es asombroso. Muchas de las adversidades e indignidades con las que aprendemos a vivir, suponiendo que son una sección ineludible del envejecimiento, son de todos modos el resultado de la baja funcionalidad tiroidea y son reversibles.
Al leer este capítulo, puede ser complicado de creer que su tiroides tiene la posibilidad de tener efectos tan poderosos en todo su cuerpo. Pero la realidad es que la funcionalidad tiroidea correcta desempeña un papel sustancial en el cuidado de una excelente calidad de vida mientras envejecemos y nos mantenemos libres del mal y la patología. Nuestras funcionalidades corporales simples, el confort general, el aspecto, los escenarios de energía, la funcionalidad mental, las emociones y también nuestra cordura dependen de la funcionalidad tiroidea correcta. Gracias a que los indicios que afectan el aspecto física comunmente se muestran al principio (y tienen la posibilidad de ser tan angustiosos), veámoslos.
APARIENCIA FÍSICA –
A medida que envejecemos, precisamente deseamos explotar todo lo que nos puede sostener adolescentes, atractivos y esbeltos. ¿Quién requiere cirugía plástica cuando sostener una aceptable funcionalidad tiroidea es una manera económica y no invasiva de evadir el envejecimiento acelerado? Cuando usted toma una observación de cerca al encontronazo que la funcionalidad tiroidea baja tiene la posibilidad de tener en todas las partes de su cuerpo, usted’ se va a proporcionar cuenta de que usted requiere tomar su tiroides seriamente para lograr envejecer con felicidad.
HAIR
Debido a que el cabello y la piel son algunos de nuestros tejidos de desarrollo más acelerado, comunmente observamos que el metabolismo se ralentiza en estas superficies primero. El hipotiroidismo lleva a un cabello seco, quebradizo y opaco. Además se regresa más recta, fina y delgada y puede volverse inclusive gris prematuramente. Cabello angosto, desigual, parcheado, gris es’ t el aspecto que buscamos mientras nos vamos a nuestros 40 o cincuenta años! Otro signo de la funcionalidad tiroidea baja, descubierto hace bastante más de un siglo, es la pérdida del tercio de afuera de las cejas. El pelo corporal y las pestañas además desaparecen con continuidad.
SKIN
La reducción de la funcionalidad tiroidea causa un enorme inconveniente en la piel. Los primeros signos son una piel áspera, seca, salada, pálida, de aspecto poco saludable, que además puede ocasionar picazón (Owen y Lazarus 2003). Esto puede progresar al acné, manchas rojas, ebulliciones, arrugas prematuras, piel amarillenta o grisácea, erupciones cutáneas y también eccema o psoriasis. La funcionalidad correcta de la tiroides es que se requiere para una aceptable circulación sanguínea, por lo cual el hipotiroidismo resulta en un fluído sanguíneo indebido en todo el cuerpo. Cuando esto pasa, la sangre se envía predominantemente al cerebro y a los órganos vitales para sostener las funcionalidades fundamentales andando. Nuestra piel puede ser nuestro órgano más importante, pero en el hipotiroidismo toma un taburete trasero para subsistir, y como resultado, está bien nutrida y repuesta por el oxígeno que la sangre brinda. La mala circulación además puede conducir al avance de las varices.
La piel además puede expandirse e inflamarse, especialmente en la cara, los brazos y la parte de adelante de los muslos gracias a la acumulación de líquido en los tejidos conectivos. Esta dolencia, popular como mixedema, es un efecto secundario del metabolismo retardado. Es ocasionada por una acumulación de productos de desecho que son acertadamente removidos de los tejidos. El tejido conectivo está en todas partes del cuerpo, por lo cual esta hinchazón no sólo perjudica el aspecto física, sino que además impacta la capacidad de las glándulas, órganos y células mientras se infiltran con esta sustancia viscosa. De hecho, esta hinchazón puede perjudicar sólo a los tejidos y órganos internos, sin exhibir ningún signo de afuera.
FACE
Cuando la funcionalidad tiroidea es baja, la cara, especialmente cerca de los ojos y la mandíbula, comunmente se hincha; esto además es provocado por el mixedema. La reducción de la funcionalidad renal ocasionada por la ralentización general del metabolismo además lleva a la retención de líquidos, especialmente cerca de los ojos y en las manos y tobillos.
Este es un tipo diferente de edema y puede distinguirse del mixedema presionando el dedo sobre él; si deja una depresión que dura más tiempo del habitual, hay que a la reducción de la funcionalidad renal en vez de al mixedema. Mientras el hipotiroidismo progresa, la cara entera puede desarrollar una fachada áspera, con inflamación o engrosamiento de los aspectos faciales.
UÑAS DE LAS MANOS Y DE LOS PIES
Las uñas de desarrollo retardado, blandas, rugosas y quebradizas con lechos de uñas pálidos son un signo de baja funcionalidad tiroidea.
El sector blanca con apariencia de media luna en la base del lecho ungueal comunmente se regresa más clara o desaparece completamente. Esto puede deberse a la reducción de la irrigación de la sangre o a una indebida síntesis de proteínas, otro efecto de la ralentización general del metabolismo en el hipotiroidismo (Jabbour 2003). Las uñas encarnadas de los pies y las infecciones micóticas además son recurrentes.
DIENTES Y BOCA
La acumulación excesiva de sarro y caries puede ser ocasionada por la funcionalidad tiroidea baja (Noren y Alm 1983). El exceso de tarter causa enrojecimiento, inflamación y retroceso de las encías (que puede empeorar por el estrógeno bajo), de ahí el viejo dicho “ alargándose en el diente. ” La recesión de las encías es’ no en todos los casos un signo confiable de hipotiroidismo, no obstante, como la patología de las encías debido al hipotiroidismo además puede provocar g

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment