La obesidad es derrotada con la nariz (no boca) Respiración durante el ejercicio

La obesidad es derrotada con la nariz (no boca) Respiración durante el ejercicio

La obesidad es derrotada con la nariz (no boca) Respiración a lo largo de el ejercicio

Nuevos estudios de exploración médica proponen que la obesidad tiene sus raíces en bajos escenarios de oxígeno corporal. La hipoxia tisular transporta a escenarios superiores de HIF-1 (hipoxia inducible factor-1). Esta es la sustancia que causa la resistencia a la insulina y el incremento de la formación de tejido adiposo (grasa).
Un conjunto de doctores del Centro Médico Southwestern de la Facultad de Texas en Dallas (Texas) dió a conocer su hallazgo en el artículo “Hypoxia-inducible aspecto 1alpha induce fibrosis y resistencia a la insulina en el tejido adiposo blanco” que fue anunciado en 2009 en el Molecular and Cell Biology Journal.
También en 2009, investigadores franceses se dieron cuenta que los bajos escenarios de oxígeno en las células conducen a una menor eficiencia de la insulina. Su artículo “La hipoxia decrece las fuentes de señalización de la insulina en los adipocitos” fue anunciado en Diabetes Journal.
En 2010, un conjunto de doctores australianos del Centro Garvan de Exploración Médica (Sydney) ratificó el mismo hallazgo:”El factor-1alfa inducible por hipoxia regula la capacidad de las células beta en ratones e islotes humanos”.
Todos estos estudios se enumeran ahora. Estas conclusiones no son muy espectaculares, puesto que la carencia de oxígeno en las células produce la mayor parte de, si no todas, las condiciones médicas graves. Todos nosotros tenemos la posibilidad de mantenerse vivos a lo largo de precisamente un mes sin llevar a cabo entrenamiento del cuerpo y sin comer, varios días sin tener agua, pero no bastante más de numerosos minutos sin aire. Se ha reconocido que la oxigenación achicada de las células además lleva a la hinchazón crónica, alergias, cáncer, mal de angina de pecho, sistme inmunitario suprimido y varios otros efectos desfavorables para la salud.
¿Cómo podría tener relaciones con el entrenamiento del cuerpo y las fuentes respiratorias? Un grupo de cerca de doscientos doctores rusos estuvieron enseñando la técnica respiratoria Buteyko a lo largo de numerosas décadas. El objetivo de la técnica es incrementar los escenarios de oxígeno corporal de manera natural… respirando más lento y menos. Estos doctores examinaron a bastante más de 200.000 pacientes y se dieron cuenta que la gente enfermas tienen menos de 20 segundos para la prueba de oxígeno corporal (una prueba muy particular del tiempo de contención de la respiración: se hace luego de la exhalación recurrente y sólo hasta los primeros signos de estrés – no por el más grande tiempo posible). Tienen oxígeno celular bajo gracias a su respiración pesada (hiperventilación crónica). Tenga presente que más del 80% de la gente modernas respiran cerca de 2 ocasiones más que la norma médica (busque en la web para “hiperventilación prevalencia de exploración médica”).
Estos doctores han encontrado que el entrenamiento del cuerpo con respiración bucal disminuye la gestión de oxígeno a las células gracias a la reducción en los escenarios de CO2 del cuerpo: la gente exhalan más CO2 del que generan debido al ejercicio. Cuando los escenarios de CO2 empiezan a bajar, los vasos sanguíneos se encogen (espasmo) y esto causa una reducción en la distribución de oxígeno a las células y una más grande continuidad cardíaca.
En contraste, el entrenamiento del cuerpo con la respiración rigurosamente nasal transporta a un incremento del CO2 arterial. Esto causa el ensanchamiento de las arterias y arteriolas y el incremento del transporte de oxígeno a las células de todos los órganos. Además, el primordial provecho del ejercicio con la respiración nasal es una respiración más lenta y simple luego del ejercicio. La respiración más lenta con escenarios más altos de CO2 además incrementa los escenarios de oxígeno en las células a lo largo de muchas horas luego del ejercicio.
Estos doctores rusos además aseguran que el entrenamiento del cuerpo con la respiración nasal es la forma más natural de incrementar las reservas de oxígeno en el cuerpo. No obstante, ya que la gente obesas y enfermas tienen menos de 20 s para la prueba de oxígeno corporal, no tienen la posibilidad de llevar a cabo ejercicio rigurosamente y requieren empezar muy lentamente y incrementar la duración e intensidad gradualmente (sólo 2-3 minutos complementarios para el día siguiente).
Miles de rusos derrotaron con triunfo la obesidad y perdieron peso con este cambio natural en su estilo de vida. Los pacientes reportan que el ejercicio con la respiración nasal disminuye mayormente el hambre de comida rápida, hidratos de carbono y grasas.
Estos doctores además descubrieron varios otros cambios sencillos y naturales en el estilo de vida que llevan a un más grande contenido de oxígeno en las células y a una mejor salud – vea el link de abajo.

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment