Los mejores remedios para la congestión torácica

Los mejores remedios para la congestión torácica

Los especiales remedios para la congestión torácica

La congestión torácica supone que usted tiene la posibilidad de respirar cómodamente y tiene la posibilidad de tener enfisema, bronquitis, un resfriado o gripe cuando es complicado respirar y tiene una abundancia de mucosidad en los pulmones y sus bronquios están estrechados. Hay una letanía de causas para esto y oportunamente hay dos remedios caseros de congestión torácica que ofrecen un alivio verdaderamente ágil.
En la medicina ortodoxa, comunmente si usted cuenta con tos, los doctores le sugerirán algo para suprimir la tos. Nos encontramos haciendo un trabajo con el cuerpo y con la naturaleza, y si vas a tomar ese enfoque, no deseas suprimir la tos. En lugar de eso, deseas toser todo lo que es necesario para ti para liberarte de él. De esta manera es como trabajan los remedios caseros para la congestión torácica.
Una noche, volví a Boston desde Los Ángeles. Me subí dentro del avión y no me llevó un largo tiempo darme cuenta de que había un caballero tres filas enfrente de mí que seguramente poseía enfisema o bronquitis. Se encontraba hackeando. Se encontraba tosiendo. Poseía un tanque de oxígeno. Se encontraba tolerando. En este momento me agradaría decir que siempre llevo conmigo remedios para la congestión torácica suponiendo que me encuentre con alguien como él y me preocupo tanto por la multitud que por eso los poseía conmigo. Pero la realidad es que los llevo yo mismo, por si acaso los necesito mientras estoy viajando y pretendía reposar en el avión y no iba a pasar con esta clase que cortaba y tosía. Por eso me acerqué a él.
Le dije,”Escuche, soy médico de medicina alternativa y tengo un remedio para la congestión torácica que le va a ayudar a toser todo lo que tiene en sus pulmones esta noche y quizás le va a ayudar a reposar yendo a Boston. Déjame decirte cómo trabaja. Y se lo expliqué.
Los superiores remedios caseros para la congestión torácica son la lobelia y el fenogreco. Los poseía a los dos conmigo, combinados en solo una tintura. Si tomas algo de ella, la tintura de lobelia y fenogreco es un dilatador bronquial. Te va a ayudar a respirar mejor. Si tomas más, es además un expectorante. Contribuye a romper la mucosa y liberarse de ella. Si lo tomas bastante, va a funcionar como un emético. Tú vomitarás de esto y yo te expliqué que puedes vomitar tan poderosamente que puedes liberarte de todo lo que salga de los pulmones.
Así que me mencionó que pretendía llevarse toda la botella y yo le dije:”Vayamos al baño de atrás y tú puedes llevártela. Lo logró. Tomó 2 onzas de tintura de lobelia-fenogreco y vivió la dilatación bronquial; vivió el expectorante, y además vomitó. Cuando logró eso, limpió sus pulmones completamente.
¿Se curó de enfisema o bronquitis? Completamente no. Lo que logró fue ocuparse del inconveniente mencionado. Volvió a su taburete y se quedó dormido hasta Boston. Yo además lo hice. De esta manera es como la lobelia y el fenogreco, los especiales remedios caseros para la congestión torácica, tienen la posibilidad de trabajar.

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment