Los peligros de la radiación

Los peligros de la radiación

Los peligros de la radiación

El inconveniente más grave con la utilización popularizado de las tomografías computarizadas es la radiación que estos gadgets dejan en nuestros cuerpos. Las tomografías computarizadas no son sencillos radiografías de tórax, que emiten sólo una chiquita proporción de radiación. En su lugar, dan a conocer al tolerante a una cantidad importante de radiación, y se demostró que la radiación en dosis importantes incrementa el peligro de cáncer.
Todos nos encontramos expuestos a la “radiación de fondo natural”, oséa, la radiación del sol, el gas radón, las rocas en la tierra, los rayos cósmicos y otras fuentes que comunmente no se tienen la posibilidad de evadir en nuestra vida día tras día. La radiación se mide en entidades llamadas “milisieverts” (mSv), y tenemos la posibilidad de utilizar milisieverts para contrastar esta radiación natural con los escenarios de radiación que conseguimos de otras fuentes, así como pruebas médicas. Entre otras cosas, una radiografía de tórax suministra precisamente 0.02 mSv, o el semejante a 2.4 días de radiación de fondo natural. Una tomografía computarizada del abdomen, por otro lado, brinda cerca de 10.0 m5v, o el semejante de 500 radiografías de tórax o 3.3 años de radiación de fondo natural. Y una tomografía computarizada de 64 cortes brinda 15.2 m5v para los hombres y 21.4 mSv para las mujeres (el tejido corporal más denso de la mujer y los senos necesitan dosis más altas para conseguir imágenes claras) — una enorme distingue, fundamentalmente cuando usted se otorga cuenta de que la radiación que recibe es acumulativa.
Ahora, compare estas cantidades con el nivel de radiación al que se expusieron los sobrevivientes japoneses de las detonaciones de la bomba atómica en Hiroshima y Nagasaki: una dosis media de entre 5 y 20 mSv, con algunas dosis tan altas como 50 mSv. Un solo escaneo CAT puede de forma sencilla exceder ese promedio. Y ya que la radiación de todas las fuentes permanece en nuestro cuerpo a lo largo de toda la vida, la posibilidad de que el tolerante promedio del siglo XXI coincida o pase esa media, inclusive sin una tomografía computarizada, es muy alta. En el New York Times, Roni Caryn Rabin reportó que nuevos análisis señalan que la proporción de radiación en los cuerpos de los habitantes de estados unidos aumentó 600 por ciento entre 1980 y 2006, con el abultado de este incremento atribuido a los métodos diagnósticos por imágenes. En 1980 se han realizado cerca de 3 millones de estos métodos, pero en 2006 el número se había disparado a 62 millones. Si usted tuviera que continuar algunas sugerencias populares para hacerse una tomografía computarizada de animales, además de una colonoscopia virtual y un angiograma coronario (ambos además gestionan enormes dosis de radiación), en el espacio de sólo unos algunos años usted podría estar expuesto de forma sencilla a más radiación que el sobreviviente de Hiroshima más expuesto.
La Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control y la Prevención de Patologías, y el Centro Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental han clasificado todos los rayos X como carcinógenos argumentandose en dado que fueron relacionados con la leucemia y los cánceres de mama, pulmones y tiroides. El peligro de un cáncer mortal por una radiografía de tórax se ha estimado como uno en un millón o más, oséa, muy remoto. Pero el peligro de un cáncer mortal en un individuo que tuvo sólo uno de estos nuevos escáneres TAC de 64 cortes se cree que es uno de cada 2,000. En un estudio informado en el Journal of the American Medical Association, se descubrió que el peligro de cáncer en la gente que poseían tomografías computarizadas de 64 cortes del corazón era más grande para las mujeres adolescentes que para los hombres adolescentes. Los estudiosos encontraron que una de cada 143 mujeres que se examinaron a los veinte años desarrollará cáncer, en la mayoría de los casos cáncer de mama; el peligro para las mujeres de 40 años cae a uno de cada 284. Para los hombres, el peligro de cáncer fue de uno en 686 para un hombre de veinte años, y uno en 1,007 para un hombre de 40 años. La causa de la distingue de género en el peligro radica en dado que el tejido mamario es muy sensible a la radiación y el corazón es imposible examinar sin exposición a la radiación del tejido mamario. Precisamente, la gestión de las tomografías computarizadas sencillamente para la descubrimiento es un peligro que no deberíamos sugerir que la gente tomen.
No hay nivel de exposición a la radiación abajo del cual logre asumir que está seguro. Desde luego, cada individuo es diferente y nadie se va a ver afectado por la radiación del mismo modo. Y cuando estamos hablando de las dosis de radiación para distintos métodos doctores, siempre hablamos de cálculos en vez de cantidades exactas. En relación de dónde se haga la tomografía computarizada, quién la ejecuta, qué máquina se está usando y para qué dolencia se está examinando, las dosis tienen la posibilidad de cambiar. Pero la radiación interfiere con el sistme inmunitario natural del cuerpo del mismo modo, independientemente de la dosis. Su cuerpo lo mantiene saludable al agredir a los radicales libres, carroñeros y células cancerosas dentro de usted, pero sus elementos son finitos. Una explosión súbita de radiación puede ser sólo el ímpetu primordial para aceptar que la leucemia, el cáncer de mama u otro tipo de cáncer comiencen a realizarse.
Costes
Cuando las máquinas de escaneo CAT se introdujeron por primera oportunidad a inicios de los 80s, fueron extensamente publicitadas y comercializadas. Ya que las exploraciones comunmente no estaban cubiertas por el seguro, el valor para el tolerante era de su bolsillo. Por eso muchas personas, fundamentalmente esos que poseían fundamentos para estar preocupados por los probables peligros de salud gracias a los antecedentes familiares, pusieron una cantidad enorme de USD sobre la mesa, inclusive si

Guardado en: Sin categoría

Comparte este artículo

Post Comment