Vida sana en la tercera edad

Vida sana en la tercera edad

Ser sanos de grandes

Allá por donde vayamos, veremos personas de la tercera edad, y aunque parezca que no, y que queda demasiado lejos, a todos nos llegará esa época, y nos tocará vivirla. También llamados jubilados, son aquellos que ya han vivido una vida y se encuentran en la última etapa de la vida.

Para fomentarles una vida sana tenemos querer a todas esas personas ancianas, porque si ellos se sienten queridos les ayuda en su día a día. Sentir un afecto por los ancianos es muy provechoso para la calidad de vida, tanto de nosotros como de ellos. Y es que de nada sirve sentirlo si no somos capaces de demostrarles un simple gesto de complicidad y amor.

Por lo general, cuando más mayor te vas haciendo, la pérdida de facultades físicas y mentales disminuyen considerablemente, por lo que ya es muy difícil que puedan darse cuenta de todo, por lo que a veces en la mayoría de los casos, nuestros ancianos caen en depresiones y desmotivaciones al no verse queridos.

Algunos estudios han logrado demostrar que una gran cantidad de ancianos, sufren algún tipo de desmotivación en su vida al no verse queridos. Y es que ellos se merecen un granito de nuestro tiempo para que puedan verse queridos, al fin y al cabo ellos han sido testigos de nuestra vida, tanto de sus hijos como de los nietos, y ellos siempre han dado todo por nosotros. Así que nada cuesta aportarles esos últimos detalles de amabilidad y agradecimiento.

Comparte este artículo